Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Cómo ayudar a tu mascota cuando está por tener cría

Animal Planet
Cómo ayudar a tu mascota cuando está por tener cría
Animal Planet
Cómo ayudar a tu mascota cuando está por tener cría
©Thinkstockphotos

Acondicionar una paridera, observar con detenimiento sus comportamientos y proveerle absoluta intimidad son algunas de las cosas que están a tu alcance para que tu mascota para de la forma más cómoda y segura.

La naturaleza es sabia, por lo que tu mascota, sin leer ningún libro sobre maternidad ni asistir al hospital, sabe cómo actuar satisfactoriamente al momento de tener cría. 

Pero cuando llegue el día, no querrás quedarte con los brazos cruzados –y no tienes que hacerlo–, puedes realizar muchas cosas para colaborar y brindarle un espacio cómodo, cálido e íntimo en el que el parto transcurra con naturalidad. A continuación te contamos lo más importante que tienes que saber.

Cómo identificar la preñez

Es importante reconocer el momento en que tu perra o gata está preñada para comenzar a darle alimento especial, hacer una visita al veterinario, ofrecerle mayor comodidad y reducir la exigencia física. Además, es necesario detectarlo para calcular cuántas semanas de gestación lleva y tomar los debidos recaudos si el parto se adelanta o se atrasa más de lo normal.

La hinchazón de las mamas en las semanas sucesivas a la fecundación es el síntoma más evidente, así como también el aumento de peso. En cuanto a su comportamiento, es muy común que se alejen de la gente en busca de espacios cómodos y tranquilos, que su apetito se incremente notablemente y, sobre todo, que estén muy cansadas.

Luego de algunas semanas, aparecen otros cambios: reposan en lugares alejados, reducen su actividad y también sus deseos por la comida. A muchas perras les encanta adoptar juguetes y llevarlos a su paridera como si fueran un cachorro, así que un buen regalo para ese momento es un muñeco liviano y acolchado.

Cómo ayudar a tu mascota cuando está por tener cría

Las crías deben permanecer en un ambiente cálido, silencioso y cercano a su madre durante las primeras semanas de vida.

Crédito: ©Katie Brady/Creative Commons

Prepárate para el momento del parto

Es fundamental reconocer los síntomas que indican que el nacimiento está por ocurrir, dado que si ellos aparecen y el parto no comienza, es preciso llamar al veterinario ya que podría ser necesario recurrir a una cirugía. 

El primero de ellos son las aullidos y maullidos continuos que significan que empezaron las contracciones. El segundo, y más importante, es cuando la madre expulsa un saco gris lleno de agua; eso significa que la cría está en el canal pélvico. Cuando eso ocurre, no debe transcurrir más de una hora en producirse el nacimiento, de lo contrario su vida y la de la madre pueden correr peligro.

Sus hermanos pueden demorar mucho más, incluso, es normal que la madre duerma una siesta de hasta cuatro horas y recién después continúe pariendo. 

No debes considerar la temperatura corporal de la madre como un síntoma eficaz, algunos creen que el hecho de que esté unos grados por debajo de los 39 centígrados (lo que se considera normal) es un indicador indiscutible de la inminencia del parto, pero lo cierto es que a muchas hembras sanas que están a punto de dar a luz eso no les ocurre.

Asegúrate de brindarle intimidad y un espacio confortable para que se sienta cómoda a la hora del parto.

Para poder estar atentos al momento justo en que una mascota para, dispositivos como Addik Pet podrían ser de gran ayuda, ya que es capaz de avisar 20 minutos antes de que se produzca el nacimiento.

El dispositivo, que actualmente busca ser financiado colectivamente en Kickstarter, consta de dos elementos, por un lado, una acogedora manta inteligente que detecta el líquido amniótico y debe ubicarse dentro de la paridera. Por el otro, un panel de control que está conectado por WI Fi a la manta al que llegan las señales de alerta. Además, se puede conectar a él cualquier cámara web, lo que permite observar el parto en vivo sin molestar a la hembra. Así, se le puede garantizar toda la seguridad que necesita, sin generarle estrés ni causar ruidos incómodos.

Cómo ayudar a tu mascota a tener cría 4

Si la madre no lame a sus cachorros luego del parto, debes tomarlos y quitarles la membrana que los envuelve.

Crédito: ©Christian Holmér/Creative Commons

Si la madre no consigue amamantar a todas sus crías, debes alimentarlas con un biberón.

Debes observar que la madre consiga amamantar a todas sus crías, de lo contrario tendrás que alimentarlas con un biberón.

Crédito: ©Vittorio Vittori/Creative Commons

Observa su comportamiento con las crías

Si todo ocurre según lo esperado, no es necesario que intervengas ni que toques a las crías, pero es importante que estés atento a que las lama unos minutos después de que han nacido. Si no lo hace, debes tomarlas y quitarles suavemente la membrana transparente que los envuelve ya que de lo contrario no podrán respirar.

No tienes que apresurarte porque tu mascota puede incomodarse si te acercas precipitadamente, pero tampoco tardar demasiado. Cuentas con cinco minutos para hacerlo, luego de ese tiempo pueden sufrir daños cerebrales.

Una vez que todas están limpias, asegúrate de que cada de una de ellas consiga mamar, la alimentación en los primeros instantes de vida es fundamental para la supervivencia. Si alguna se queda sin leche, deberás darle un pequeño biberón.

Acondiciona su paridera

Ten en cuenta que el lugar que tu mascota elige para parir es muy importante porque, una vez que se instala, permanece allí por varios días.

Por eso, dos semanas antes de la fecha, debes poner manos a la obra y construir una paridera. Lo ideal es armar una caja de madera lo suficientemente grande para que quepa toda la familia. Una buena idea es colocar un pequeño estante a lo largo de todo el contorno interior de la caja para evitar que la madre los aplaste.

Además, los bordes deben ser lo suficientemente altos para que los recién nacidos no puedan salir por su cuenta ya que eso puede ser muy peligroso -son tan diminutos que no es para nada raro pisarlos-. Luego tienes que rellenar la caja con materiales suaves y lavables como mantas, toallas o pañales. La paja o las hojas secas no son aconsejables porque son muy antihigiénicas y pueden generar enfermedades.

Por último, debes ubicarla en una habitación silenciosa, cálida y que pueda cerrarse con una puerta. No olvides que ese cuarto será de ellos por un largo tiempo.

La reproducción de las mascotas

Muchas pueden ser las razones por las cuales tu mascota se reproduzca, pero es importante no perder de vista que la procreación de animales con fines comerciales puede afectar la salud de las hembras por forzar su canal reproductivo. Además, la venta de cachorros, perjudica directamente la situación de miles de animales abandonados, ya que desalienta la adopción de mascotas sin hogar.

¿Qué te parecieron estos consejos?

Comentarios Ver más comentarios