Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

La prehistórica relación de los humanos con los perros

Animal Planet
La prehistórica relación de los humanos con los perros
Animal Planet
La prehistórica relación de los humanos con los perros
©skeeze/Creative Commons
El hombre prehistórico también tenía a su mejor amigo animal: los perros serían uno de los primeros organismos que migraron con los humanos a todos los continentes.

Un nuevo estudio podría probar que los hombres llegaron con los primeros canes a este continente hace apenas diez mil años, varios miles de años después de las primeras migraciones realizadas por humanos, estimadas hace unos 13 o 15 mil años.

El trabajo, realizado por estudiantes de la universidad de Illinois y publicado en el Journal of Human Evolution, analizó las características genéticas de los restos de 84 perros enterrados en más de una docena de sitios en Norte y Sudamérica.

Las muestras, provistas por centros antropológicos de distintas instituciones de Estados Unidos, permitieron recoger el ADN mitocondrial de varios especímenes enterrados, que permitió trazar líneas directas entre diferentes poblaciones. Uno de los hallazgos consistió en cuatro nuevas “firmas genéticas” en estos perros, que señala un origen más diverso del que se pensaba hasta ahora.

Pero la conclusión más sorprendente, sin embargo, sostiene que esa misma diversidad genética data de hace unos diez mil años: este sería, entonces, el comienzo de la historia del ser humano y los perros prehistóricos en las tierras inexploradas de América.

Si las fechas son correctas, estos grupos de Homo sapiens –en compañía de algunos ejemplares de la familia de los Canis lupus familiaris– habrían cruzado hacia este continente desde el llamado puente de Beringia algún tiempo después que los primeros hombres prehistóricos.

Y, aunque el cruce en conjunto se haya demorado un poco, no hay que quitarle mérito a la hazaña. "Los perros son uno de los primeros organismos que migraron con los humanos a todos los continentes", dice Kelsey Witt, directora del estudio, "y creo que eso dice mucho sobre la relación que los perros han tenido con los humanos".

Los especialistas aún especulan sobre la fecha exacta de domesticación de los primeros perros. Foto.

Crédito: ©andiroth/Creative Commons

Pero la relación tiene orígenes muy difíciles de estimar. En general, las teorías que hablan sobre la domesticación de los primeros lobos tienen que ver con un reconocimiento del beneficio de trabajar juntos: en sociedad, los hombres podían aprovechar el increíble olfato de estos animales para rastrear presas, y, por su parte, los lobos encontraron en los humanos un proveedor constante de alimentos. Además, estos ancestros caninos contaban también con la seguridad de vivir en los asentamientos humanos, y, eventualmente, llegaron a tener la oportunidad de viajar con ellos explorando el mundo.

Según estudios recientes, la relación entre humanos y perros/lobos habría comenzado entre 11 y 16 mil años atrás. En esos tiempos prehistóricos del Mesolítico, el hombre se encontraba en un período de transición entre su tradición nómada y el sedentarismo, que practicaba por temporadas.

Pero, cuando hablamos de perros, es difícil encontrar precisiones. Algunas investigaciones anteriores sugieren que los perros nativos de Alaska podrían haber llegado allí de 20 a 40 mil años atrás, e incluso existen estudios que sugieren intentos de domesticación hace más de 33 mil años, como en el caso del ejemplar hallado en las montañas Altai, en Rusia.

Sean cuales sean las cifras exactas, los investigadores de la universidad de Illinois sostienen que esta relación única con los humanos hace que los perros sean el objeto perfecto para estudiar tanto nuestros movimientos migratorios en América como la diversidad genética de la especie canina en el mundo. La historia, pues, recién ha comenzado a develarse.

Comentarios Ver más comentarios
Lecturas relacionadas