Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

LA EXPERIENCIA HALLS (Parte II)

Por: Lina Paola Galindo.
 
¡Llegué a México! Quería avisarle a todos pero no tenía Wi-fi, hice la fila para recibir mi sello de ingreso y ahí vino mi primer reto, el oficial me hizo tres preguntas sobre el motivo por el que visitaba México, pero la idea de haber ganado un premio y estar por encontrarme con personas que yo nunca había visto le pareció muy extraño, entonces me pidió acompañarlo a la sala de migración, estuve dos horas en la sala de espera y unos 15 minutos hablando con la oficial que, ha decir verdad, fue muy buena persona (espero que este leyendo esto oficial, en esta gran historia también había espacio para usted) después de mostrar la página de Halls contrata y el post donde me anunciaban como ganadora me dejaron pasar. ¡Bienvenida a México! Y así di mi primer paso al tan anhelado país. En la salida me esperaban con un cartelito con mi nombre los chicos de Halls, Andrés y Nathalie, quienes parecían ser los más felices por verme llegar al fin, después te tantas horas de espera, mi compañera Eva de Costa Rica me recibió con un gran abrazo, tiene una energía increíble, luego Brenda de Perú y Leonardo de Ecuador me daban su saludo y también con emoción me decían que finalmente ya estábamos todos reunidos y listos para empezar con la aventura. Llegamos a la camioneta dónde conocí a David, la persona encargada de registrar en vídeo nuestra experiencia,  y comenzamos nuestro recorrido nocturno por la Ciudad de México que nos llevó al imponente y completamente iluminado Ángel de la Independencia. Corrimos y saltamos entre fotos y sonrisas. Pudimos ver el museo de Bellas Artes, el del Tequila y algunas calles del Zócalo. Terminamos el recorrido y ya en el hotel nos despedimos, no sin antes dejar claro que nos reuniríamos en el lobby a las 6:00 am en punto para iniciar el viaje a nuestro destino. Mi habitación era un sueño y pase las 4 horas de descanso más cómodas de mi vida. 

Bloggers Aventureros II

Crédito: Discovery Networks

En la mañana, la maleta lista, un desayuno delicioso y ya estábamos todos listos para los paisajes que iríamos descubriendo al avanzar por la carretera rumbo nuestro esperado encuentro con el equipo de Halls y Discovery Channel. Unas horas después ya el equipo nos esperaba en el refugio de montaña donde conoceríamos a los participantes del Desafío. Los paisajes eran increíbles, un sinfín de tapetes naturales de diferentes tonos verde, donde las sonrisas de las personas que los cultivan nos llenaban de gratitud por esta gran oportunidad que nos daba la vida y Halls. Llegamos finalmente y nuestra bienvenida fue maravillosa, después nos presentaron al equipo, entre las que se encontraba nuestra jefe en esta aventura, una mujer que a simple vista parecía un tanto seria, de nombre Ángeles, lo que fuimos descubriendo con el tiempo, estando a su lado, es que el nombre le queda perfecto porque fue una gran guía y entre risas fuimos dejando esa imagen de mujer sería atrás. Nos entregaron nuestro equipo de trabajo: chaqueta, gorra, agenda, cámara fotográfica, algunas instrucciones y a trabajar. Fuimos entonces a conocer uno de los territorios que los participantes del Desafío Discovery debían enfrentar, el hermoso e imponente Pico de Orizaba, el volcán más alto de México con una altura de 5747 msnm, tomamos fotos y preguntamos algunas cosas sobre la montaña y de regreso al refugio nos esperaban los participantes para ser entrevistados. Tuve entonces la oportunidad de conocer a Julián Parra de Colombia, Ian James Foord de México, Alexander Gordyn de Argentina y Ricardo Ríos de Colombia,  les hice algunas preguntas, básicamente quería conocerlos para entender qué motiva a alguien a medírsele a un reto como el Desafío o incluso cómo es que personas como ellos logran salir de la rutina cuando su vida está llena de aventura. Los cuatro estaban ansiosos, con ganas de salir a comerse la competencia y mostrarse a sí mismos hasta donde pueden llegar, y claro, con el fijo objetivo de ganar. Ellos, al igual que yo, llegaron a México ansiosos de vivir una aventura, así que para todos los sueños ya se han empezado a cumplir. Esa noche mis compañeros y yo ya teníamos mucho por escribir, a la mañana siguiente viajamos de nuevo a Tlachichuca. Realizamos unos cuantos registros visuales de la preparación que recibían los participantes con los expertos en sobrevivencia, exploración, medio ambiente y climas, en donde descubrían que plantas les serían útiles para hidratarse y hasta cómo protegerse en caso de enfrentar una tormenta eléctrica. La aventura que viene para ellos nos contagia de adrenalina a todos, mis compañeros, Ángeles y yo estamos igual de ansiosos por ver qué será el Desafío Discovery y sobre todo por conocer al ganador.
 
Por lo pronto les aseguro que la aventura de estos 16 participantes estará increíble, propone escenarios naturales hermosos y pondrá a prueba la parte física y mental de cada uno, no se pueden perder ni un solo capítulo. Para terminar quiero agradecer infinitamente a Halls y a Discovery por esta gran oportunidad, el día de mi entrevista les dije que yo necesitaba este trabajo para darle un cambio a mi vida e impulsarme a cumplir mis sueños, bueno, pues para nadie es un secreto que ninguno de nosotros volverá a ser el mismo, en la mente nos quedan los recuerdos y en el corazón los más profundos sentimientos de un sueño que se ha hecho realidad. Gracias por este respiro tan grande que nos permitieron, respirar con Halls ha sido respirar el mejor aire. 

Comentarios Ver más comentarios