Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Cómo la ‘educación cruzada’ puede potenciar tu entrenamiento

Ciencia
Cómo la ‘educación cruzada’ puede potenciar tu entrenamiento
Ciencia
Cómo la ‘educación cruzada’ puede potenciar tu entrenamiento
DNI

¿Estás sufriendo de una lesión deportiva? ¿No sabes qué hacer para llevar más allá tu desempeño atlético? Descubre cómo la conexión de tu cuerpo puede ayudarte a aumentar el rendimiento.

Tal vez suene algo extraño de oír por primera vez, pero el efecto de la ‘educación cruzada’  fue descubierto hace más de 100 años. ¿Su principio? Que una extremidad ociosa también puede ganar fuerza o capacidad de elongación cuando ejercitas su opuesta.

“Si aumentamos la amplitud de movimiento de un miembro, el sistema nervioso lo imitará con el otro”, explica Arnold Nelson, profesor de kinesiología de la Universidad de Louisiana que ha estudiado el fenómeno. “Uno no da zancadas de dos metros con una pierna sin poder hacerlo con la otra. El cuerpo quiere poder mantener todo balanceado lo mejor que pueda”.

Sin embargo, nuevos estudios señalan que el fenómeno también parece provocar resultados en partes diametralmente opuestas del cuerpo. ¿Cómo –y dónde– nos afecta la ‘educación cruzada’ cuando estamos cansados? ¿Y, es posible que también influya mientras nos estiramos?

Sí, tus piernas pueden cansarse cuando ejercitas tus manos

La explicación tiene que ver con el nivel de fatiga al que sometemos a nuestro sistema nervioso. En un estudio publicado por el European Journal of Applied Physiology, por ejemplo, los investigadores encontraron que luego de realizar ejercicios de muñecas, la fuerza de los músculos cerca del área del tobillo de los voluntarios se reducía significativamente.

¿Qué es lo que ocurrió? Pues que la fatiga a la que sometieron a su sistema nervioso mientras entrenaban se trasladó de un grupo muscular pequeño (las muñecas) a otro mucho más grande (las piernas). Cuando los voluntarios intentaron cambiar de ejercicio ocurrió lo mismo que cuando parpadea la electricidad en tu casa: demasiado estrés sobre el sistema.

Si estiras una parte de tu cuerpo, otra se hace más flexible

El estiramiento también produce efectos extraños, aunque beneficiosos, de ‘entrecruzamiento’. Por ejemplo, en un estudio de David Behm, de la Universidad de Newfoundland, Canadá, los participantes aumentaron entre el ocho y el nueve por ciento el rango de movimiento de sus hombros después de realizar estiramientos dinámicos y estáticos ¡en sus piernas!

La mecánica de la ‘educación cruzada’ y el motivo por el que afecta partes del cuerpo tan dispares, sin embargo, sigue siendo un misterio. Algunos investigadores especulan con que el entrenamiento unilateral podría tener que ver más con adaptaciones neuronales al ejercicio que con verdaderos cambios en la estructura de los músculos , aunque aún no hay consenso sobre el tema.

Aún así, el hecho de que nuestro cuerpo esté tan obstinado en compensar para ‘mantener la simetría’  es información que podría llegar a ser muy valiosa para atletas y deportistas. De hecho, la idea ya se está aprovechando para ayudar acortar los tiempos de recuperación de personas lesionadas o que han sufrido apoplejías en alguna parte de su cuerpo.

¿Conocías el fenómeno de la ‘educación cruzada’? ¿Lo pondrías en práctica en tu entrenamiento? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Comentarios Ver más comentarios