Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Dientes sugieren que los humanos mataron a los hobbits

Ciencia
Dientes sugieren que los humanos mataron a los hobbits
Ciencia
Dientes sugieren que los humanos mataron a los hobbits

Dientes humanos hallados en una cueva de los hobbit parecen implicar a nuestra especie en la desaparición del Homo floresiensis.

Los humanos se encontraban en la tierra de los hobbit aproximadamente al mismo tiempo que el Homo floresiensis aparentemente desapareció de la Tierra, según nuevas evidencias presentadas este mes en Madrid por la Sociedad Europea para el Estudio de la Evolución Humana.

La evidencia -- un par de dientes humanos de 46.000 años de antigüedad -- es descrita en un informe de Nature. Los dientes fueron descubiertos en el antiguo hogar de los hobbit, concretamente en la cueva Liang Bua de la isla de Flores, en Indonesia.

Investigaciones anteriores determinaron que miembros de nuestra especie estaban viviendo en el sudeste asiático hace aproximadamente 50.000 años. Alrededor de este tiempo, el Homo floresiensis y animales como las cigüeñas gigantes, los elefantes enanos y los dragones de Komodo desaparecieron en la isla de Liang Bua. Los científicos comenzaron a sospechar que el Homo floresiensis no era un extraño para el Homo sapiens.

A principios de este año, esta posibilidad fue considerada como “una pistola humeando” por Bert Roberts de la Universidad de Wollongong, pero todavía no había encontrado la “bala” que relacionaba a los dos grupos humanos.

Hobbit

Crédito: Discovery Communications

"La causa exacta de la desaparición de los homínidos y de los animales asociados todavía no se entiende, pero en mi opinión puede estar relacionada con la aparición en la zona de la especie más agresiva de todas las especies de homínidos, el Homo sapiens, los seres humanos modernos”, declaró Donald Johanson, director fundador del Instituto de Orígenes Humanos de la Universidad Estatal de Arizona.

Los dientes humanos de 46.000 años de antigüedad (un premolar superior y un molar inferior) apoyan el argumento de Johanson. Roberts, el arqueólogo Thomas Sutikna y su equipo encontraron los dientes mientras excavaban en la cueva de los hobbit.

Los investigadores también encontraron cáscaras de moluscos de agua dulce, que habitualmente son asociados con los primeros asentamientos del Homo sapiens en Europa, África y otras partes de Asia. También fueron descubiertas herramientas de piedra hechas de una roca dura conocida como sílex, así como evidencias de hogueras. Sin duda alguna, todo ello típico de los asentamientos humanos.

Chris Stringer, paleontropólogo del Museo de Historia Natural de Londres, se encontraba en Madrid en la presentación del hallazgo de los dientes.

"Lo que todavía no sabemos es si hubo al menos una pequeña coexistencia en las poblaciones, planteando una vez más la cuestión del posible papel de los seres humanos modernos en la extinción del floresiensis", declaró.

Stringer mencionó que si las dos poblaciones coexistieron, podrían haberse cruzado, al igual que lo hicieron los humanos con los neandertales. Hoy en día las personas de origen europeo y asiático todavía conservan ADN neandertal.

Los investigadores esperan aprender más cuando regresen a Liang Bua en abril para excavar depósitos de entre 46.000 y 50.000 años de antigüedad.

Comentarios Ver más comentarios
Lecturas relacionadas