Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

La NASA acaba de crear una nueva e impresionante visión tridimensional del CO2

Ciencia
La NASA acaba de crear una nueva e impresionante visión tridimensional del CO2
Ciencia
La NASA acaba de crear una nueva e impresionante visión tridimensional del CO2
NASA


Usando satélites y supercomputadoras, los científicos de la NASA han recreado un año en la vida del CO2.

Está claro que el dióxido de carbono está cambiando el clima. Y ahora sabemos cómo se mueve a través de la atmósfera gracias a los científicos de la NASA, los satélites y las supercomputadoras.

La NASA publicó una nueva visualización de la vida del dióxido de carbono a lo largo de un año. Dicha visualización muestra cómo el dióxido de carbono gira y da vueltas alrededor del globo como un río (dato curioso: los científicos modelan la atmósfera usando técnicas similares a las usadas con la dinámica de fluidos).

Esto incluye el aumento y la caída estacional que ha sido bien documentado en el Observatorio Mauna Loa de Hawái a través de la icónica curva Keeling, ya que el crecimiento de las plantas del hemisferio norte en el verano ayuda a secuestrar el carbono. LA nueva visualización va mucho más allá de ese gráfico en 2-D de un lugar. Muestra cómo el dióxido de carbono se mueve y cambia a diferentes alturas en la atmósfera.

Los datos son cortesía del satélite de la NASA OCO-2, que ha estado tomando cerca de 100.000 mediciones de dióxido de carbono al día desde que entró en línea en septiembre de 2014. El satélite es el primero de su tipo en medir las fuentes y sumideros de dióxido de carbono desde el espacio. Esto significa que puede mostrar de dónde proviene la contaminación de carbono y qué cantidad está siendo absorbida por los océanos y los bosques (además de cuánta permanece en la atmósfera).

Combinando esos datos con los modelos meteorológicos que ejecutan las supercomputadoras de la NASA, obtenemos una de las visiones más profundas del dióxido de carbono alrededor del planeta.

Estamos tratando de construir las herramientas necesarias para proporcionar una imagen precisa de lo que está sucediendo en la atmósfera y traducir eso a otra imagen precisa de lo que está pasando con el flujo", declaró en un comunicado de prensa Lesley Ott, científica del ciclo de carbono de la NASA que trabaja en los datos del OCO-2. "Todavía hay un largo camino por recorrer, pero este es un paso muy importante y necesario en esa cadena de descubrimientos acerca del dióxido de carbono”.

Entender las fuentes de la contaminación de carbono es importante para las negociaciones del clima, así como para los planes regionales para saber cómo reducirla. Determinar dónde se está absorbiendo el dióxido de carbono es igualmente importante.

Existen preocupaciones de que algunos sumideros que absorben dióxido de carbono podrían perder su capacidad de secuestrar el carbono a medida que el clima cambia. La selva amazónica, por ejemplo, chupa alrededor de un cuarto de todo el dióxido de carbono absorbido por la vegetación, pero hay indicios de que una tendencia de secado ha estado obstaculizando esa capacidad.

Los datos provenientes del OCO-2 son considerados otra herramienta que los científicos tienen para vigilar los cambios en el Amazonas, así como en otros bosques y océanos alrededor del globo. Con el dióxido de carbono pasando hitos cruciales este año y con la escasa probabilidad de que disminuya en un futuro muy cercano, estos esfuerzos serán todavía más importantes para determinar qué es lo que le espera a nuestro planeta.

Comentarios Ver más comentarios