Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

El alucinógeno de una seta mágica mejora la salud mental de pacientes con cáncer

Ciencia
El alucinógeno de una seta mágica mejora la salud mental de pacientes con cáncer
Ciencia
El alucinógeno de una seta mágica mejora la salud mental de pacientes con cáncer
Johns Hopkins University


Dos estudios demostraron que una simple dosis de una seta alucinógena alivió significativamente la angustia mental entre pacientes de cáncer durante meses.  


Habitualmente los pacientes de cáncer experimentan angustia mental y estrés, pero una sola dosis de un alucinógeno encontrado en setas psicodélicas, junto con ayuda psicológica, mejoraron su mentalidad, según dos estudios recientes. 
El enfoque “disminuye significativamente la angustia mental en pacientes que padecen cáncer”, publicó la revista Journal of Psychopharmacology.

El primer estudio, liderado por investigadores del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, involucró a 29 personas a las que se les dio psilocibina, un componente natural de las llamadas “setas mágicas”, que es considerado una droga ilegal en los Estados Unidos. 

Todas las personas del estudio padecían cánceres avanzados en los senos, en el tracto gastrointestinal o en la sangre. También se les había diagnosticado un sufrimiento psicológico grave relacionado con la enfermedad.  
Después de su tratamiento, el 80% experimentó un alivio duradero de la angustia durante más de seis meses.

Un estudio similar fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad John Hopkins e involucró a 51 pacientes que también presentaron grandes mejoras en sus cuadros de ansiedad y depresión.

"El hallazgo más interesante y notable es que una sola dosis de psilocibina, que dura entre cuatro y seis horas, disminuyó los síntomas de depresión y ansiedad, y esto puede representar un fascinante y nuevo modelo para el tratamiento de algunas enfermedades psiquiátricas”, manifestó en un comunicado Roland Griffiths, profesor de biología conductual en los Departamentos de Psiquiatría, Ciencias del Comportamiento y Neurociencia de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins.

La mayoría de los pacientes comentaron que su calidad de vida mejoró, podían sentir más energía, mejoraron las relaciones con su familia y se desempeñaban bien el trabajo.  

"Varios de ellos también experimentaron variaciones en su espiritualidad, una inusual paz y aumentaron los sentimientos de altruismo”, declaró en un comunicado el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

El 67% de los participantes del estudio de la Universidad Johns Hopkins manifestaron que esta experiencia se encontraba entre las cinco mejores y más significativas de sus vidas y un 83% reportó mejoras en su bienestar. 

Ningún participante de los estudios experimentó efectos secundarios importantes como hospitalización, adicción o condiciones de salud mental más graves. 

RELACIONADO: "¿Puede regenerarse el cerebro?"

"Nuestros resultados representan la evidencia más clara hasta la fecha del beneficio clínico de la terapia con psilocibina, con el potencial de transformar la atención a los pacientes con angustia psicológica relacionada con el cáncer”, declaró el investigador Stephen Ross, director de los servicios de abuso de sustancias del departamento de psiquiatría del Centro Langone de la Universidad de Nueva York.  

"Si los ensayos clínicos más grandes tienen éxito, entonces en última instancia podríamos tener disponible un medicamente seguro, efectivo y barato, dispensado bajo un control muy estricto, para aliviar la angustia. Griffiths también señaló que la psicoterapia tradicional ofrecida a los pacientes que padecen cáncer, incluyendo la terapia conductual y los antidepresivos pueden necesitar semanas e incluso meses para hacer efecto y no siempre funcionan. Además, algunos de esos tratamientos, incluyendo las benzodiazepinas, pueden generar adicción. 

RELACIONADO: "El peligroso mundo de las drogas legales"

Los investigadores creen que la psilocibina activa algunas partes del cerebro que están influenciadas por la serotonina, un químico que se cree juega un papel importante en el humor y la ansiedad. 

"Antes de comenzar el estudio no tenía claro que este tratamiento resultara útil, ya que los pacientes con cáncer pueden experimentar una profunda desesperanza en respuesta a su diagnóstico, que a menudo es seguido de múltiples cirugías y quimioterapia prolongada", declaró Griffiths. "Imaginaba que los pacientes con cáncer recibirían psilocibina, mirarían el vacío existencial y saldrían aún más temerosos. Sin embargo, los cambios positivos en las actitudes, estados de ánimo y comportamiento que documentamos en voluntarios sanos se replicaron en los pacientes con cáncer".

Los expertos advirtieron que algunas personas no deben ser consideradas para la terapia con psilocibina. Entre ellas, los adolescentes y todos aquellos que padecen esquizofrenia.  

Fuente: Seeker.com

Comentarios Ver más comentarios