Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Mitos de gérmenes que Jamie Hyneman y Adam Savage lograron ‘cazar’

CAZADORES DE MITOS
Mitos de gérmenes que Jamie Hyneman y Adam Savage lograron ‘cazar’
CAZADORES DE MITOS
Mitos de gérmenes que Jamie Hyneman y Adam Savage lograron ‘cazar’
DNI

Descubre cómo los cepillos de dientes se contaminan de forma increíble y por qué la esponja de tu cocina es más sucia de lo que crees junto a los Cazadores de mitos.

¿Cada vez que de pequeño querías ir a un baño público tus padres te daban decenas de recomendaciones sobre cómo moverte e higienizarte? Es muy probable que hagas lo mismo con tus hijos: todos queremos evitar gérmenes nocivos y mantener nuestro entorno lo más limpio posible. Pero, ¿qué hay si te dijeran que la esponja de tu casa suele estar más sucia que el asiento de un inodoro?, ¿o que utilizar el secador de manos resulta un método poco higiénico?

Estos son algunos grandes descubrimientos de los Cazadores de mitos, serie de Discovery donde los expertos en efectos especiales Jamie Hyneman y Adam Savage prueban la veracidad de leyendas urbanas, sometiéndolas a métodos científicos.

¿Quieres conocer algunos de los mitos sobre gérmenes que han podido confirmar? Sorpréndete con ellos aquí:

Si mantienes tu cepillo de dientes en el baño, contendrá restos de materia fecal

Esto es porque, cada vez que tiras la cadena se liberan pequeñas gotas de agua contaminada. Para confirmarlo, Jamie y Adam guardaron 24 cepillos en un cuarto de baño y, luego de un mes, fueron analizador por una microbióloga, quien confirmó que todos contenían restos de excremento. Sorprendente, ¿no crees?

En los baños públicos, el inodoro más cercano a la entrada tiene menos gérmenes

Jamie y Adam lo comprobaron luego de analizar el uso que hicieron 119 hombres de cuatro cuartos de baño: el que estaba ubicado primero en la línea fue el menos utilizado. Luego de estudiarlo, encontraron que en él se alojaban 162 colonias de bacterias, mientras que el número ascendió a 267, 290 y 231 presentes el segundo, tercero y cuarto respectivamente. 

La esponja de la cocina y el interruptor de la luz están más sucios que el asiento de tu inodoro

Adam llegó a estos resultados luego de extraer muestras de estos y otros elementos comunes de la casa -como el control remoto y el teclado de la computadora-. El análisis microbiológico demostró que portan más cantidad y tipo de gérmenes que el retrete. 

Las secreciones nasales de una persona resfriada se esparcen en casi todo lo que la rodea

Alguien con esta condición puede secretar hasta 60 mililitros de mocos por hora. Para analizar su alcance, Adam se colocó un gotero nasal capaz de emitir un líquido fluorescente: una vez en la oscuridad, encontraron restos del fluido en todo lo que él había tocado. 

El secador de manos propaga bacterias

Los Cazadores de mitos lo comprobaron a través de 16 participantes: quienes utilizaron secador de aire en lugar de toalla tuvieron casi un 50 por ciento más de posibilidades de atraer nuevos gérmenes, debido a que muchos de estos se alojan en el aparato. La solución no es consumir más toallas de papel, sino encender el secador con el codo o utilizar solo aquellos que funcionan detectando movimiento.

 

¿Te sorprendieron estos datos? No entres en pánico, nada de esto terminará contigo y no necesitas salir corriendo a limpiar tu hogar. 

Conoce más increíbles creencias comprobadas en Cazadores de mitos, por Discovery.

Comentarios Ver más comentarios