Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

La primera mujer cazafantasmas de la historia

Enigma
La primera mujer cazafantasmas de la historia
Enigma
La primera mujer cazafantasmas de la historia


Mucho antes de que los Cazafantasmas llegaran a la gran pantalla, Eleanor Sidgwick ya usaba la ciencia para alcanzar lo paranormal.

La esperada nueva película de los Cazafantasmas ya fue estrenada en los Estados Unidos y llegará a los cines del resto del mundo muy pronto. Mientras que las mujeres han sido frecuentemente retratadas como vampiros (al menos en el mundo de la televisión), la caza de fantasmas parece más centrada en el hombre, al menos tal y como se retrata en programa de televisión como "Policia del Infierno" de Discovery.

La nueva película “Cazafantasmas” cuenta con un reparto exclusivamente femenino, pero si estás buscando a una auténtica cazafantasmas de la vida real, no podrías encontrar a nadie mejor que Eleanor Sidgwick.

Nacida en 1845 en el seno de una prominente familia política británica (su hermano Arthur se convirtió en Primer Ministro), Eleanor Mildred Balfour se casó con el filósofo Henry Sidgwick en 1876 y en 1880, a la edad de 35 años, se convirtió en la subdirectora del Newnham College de Cambridge.

Ella y su esposo, juntos y por separado, pasaron varios años buscando evidencias de los espíritus.

Hombre descanzando

Crédito: Thinkstock

Según su amiga Alice Johnson, Eleanor Sidgwick podría ser considerada algo así como un modelo a seguir para los jóvenes interesados en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, ya que “ella estaba muy interesada en la ciencia en general y un día me comentó que las matemáticas calaron en ella durante sus años de juventud porque creyó que su vida futura sería mejor si incluía actividades intelectuales en ella”, escribió Johnson.

En el capítulo "Fantasmas y Duendes" del libro "Parapsicología: Un manual para el siglo XXI", el investigador Michaeleen Maher rastrea las técnicas modernas de investigación de los fantasmas hasta la época de Sidgwick, experta de la Sociedad Británica para la Investigación Psíquica (SPR por sus siglas en inglés) a mediados de la década de 1880.

Eleanor Sidgwick dedicó gran parte de su vida a la ciencia y la educación pero también mostró un gran interés por lo que hoy en día es considerado el mundo de lo paranormal.

El artículo de Sidgwick "Fantasmas de los Muertos” publicado en 1985 en una revista de la SPR examinaba los informes de fantasmas e identificaba numerosas fuentes potenciales de error incluyendo el engaño; confundir a una persona viva con un muerto; la exageración no intencional de un testigo; alucinaciones visuales o auditivas; percepciones erróneas, etc. Ella estaba abierta a la posibilidad de encuentros fantasmales, pero creía que si eso ocurría era una forma de “alucinación verídica”. Como Maher señala, "Sidgwick trajo una inteligencia exacta y perspicaz a su análisis”.

Sidgwick no tenía a su alcance paquetes de protones ni desintegradores láser. Después de todo, estamos hablando de finales de la década de 1880. Sin embargo, en lugar de investigar los informes de fantasmas, asistía a sesiones en donde los psíquicos alegaban comunicarse con los espíritus. Ella estudió más de 300 relatos de testigos de fantasmas y según Maher “resumió las características fantasmales o espectrales representativas de su muestreo y esas mismas características prevalecen en los relatos creíbles de fantasmas de la actualidad. Sidgwick concluyó que:

1. No hay ningún fundamento para la suposición de que los fantasmas acechan mayoritariamente las casas muy viejas.
2. No hay indicación de que los fantasmas estén conectados con crímenes o tragedias.
3. Los fantasmas no aparecen normalmente en aniversarios u ocasiones especiales.
4. Los fantasmas raramente aparecen con la ropa de una época anterior.
5. Los fantasmas pueden verse a la luz del día o con luz artificial, al amanecer o al atardecer, y en varias partes de una casa o fuera en el patio".

Fantasma en un pasillo

Crédito: Thinkstock

Carretera sombría

Crédito: Thinkstock

En gran parte el análisis de Sidgwick es interesante porque echa por tierra principios arraigados y creencias generalizadas del mundo de lo paranormal (como por ejemplo que los fantasmas aparecen vestidos con ropas de la época a la que pertenecían, o que los fantasmas se ven principalmente en la oscuridad). No obstante, muchos cazafantasmas de la actualidad continúan buscando a su presa frustrados por percepciones erróneas y un folclore fantasmal no reconocido.

Sidgwick no siempre y necesariamente era escéptica. De hecho, cuando investigó a una psíquica llamada Gladys Leonard en nombre de la SPR, llegó a la siguiente conclusión: "En general, creo que las pruebas que tenemos ante nosotros constituyen una razón de peso para creer en la clarividencia”.

Si la nueva película de los Cazafantasmas es un éxito o un fracaso queda por ver, pero no hay duda alguna de que será una gran historia que explote la vida real de la científica, feminista y cazafantasmas Eleanor Sidgwick.

Comentarios Ver más comentarios