Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Peligro terrenal: Cuando el ‘más allá’ dicta la tragedia

Investigation
Peligro terrenal: Cuando el ‘más allá’ dicta la tragedia
Investigation
Peligro terrenal: Cuando el ‘más allá’ dicta la tragedia
©Discovery/Difusión

Cuando los espíritus se relacionan con los crímenes, se producen casos policiales que conmocionan a toda la comunidad. Descubre tres sucesos reales en los que el misticismo desató la tragedia.

La escalofriante serie La Peor Pesadilla presenta historias verídicas de casos policiales que tuvieron componentes terroríficos. Un claro ejemplo está contenido en la segunda temporada, donde se presenta la historia de las hermanas Annie y Jessica Andrews, quienes están convencidas de que el espíritu de su madre está acechándolas y es responsable de sucesos extraños que comienzan a darse en su hogar.  
Pero el suyo no es el primer caso de esta índole. En distintas partes del mundo se han producido decenas de crímenes que estuvieron relacionados con el misticismo, con espíritus dictando las acciones de los humanos; demonios apoderándose de cuerpos; y rituales religiosos 'purificando' hombres. A continuación, te contamos tres perturbadores sucesos que fueron justificados por el mandato del 'más allá'. ¿Te animarías a creer en ellos?


La curandera española

Rosa Gonzálvez era conocida en la pequeña localidad española de Almansa como 'la curandera', ya que algunos aseguraban que poseía poderes de sanación. Era una fanática religiosa y, en septiembre de 1990, creyó seriamente que su hija de 11 años -también llamada Rosa- estaba 'embarazada del demonio', aunque todavía no había alcanzado la pubertad. Acompañada por su hermana y dos vecinas, hermanas entre sí, Rosa determinó que había que exorcizar a la niña. La despertaron una noche, la llevaron al sótano, la acuchillaron y le quitaron los órganos intestinales. 
La niña murió desangrada. Su madre estaba convencida de que le hizo un favor. Fue uno de los crímenes que quedaron guardados en la memoria de los españoles. Luego del hecho, se descubrió que aquella localidad ubicada en la Comunidad de Castilla-La Mancha tenía un gran número de seguidores del oscurantismo.

Crédito:


Las 'hermanas satánicas'

Silvia Vázquez, una joven de 21 años residente de la Ciudad de Buenos Aires, tenía la firme creencia de que al demonio había que combatirlo en todas partes sin pudor ni condiciones. Había participado de un curso de misticismo y tenía en mente un 'rito de purificación' del diablo. Acompañada por su hermana Gabriela, de 28 años, decidió ponerlo en práctica con su propio padre, Juan Carlos, de 50.
Durante la noche del 27 de marzo de 2000, los vecinos de la familia Vázquez oyeron gritos y ruidos extraños. A la mañana siguiente dieron aviso a la policía. Cuando llegaron los agentes, se encontraron con una escena horrorosa: las dos jóvenes semidesnudas al lado del cuerpo de su padre desangrado en el suelo y con parte del rostro arrancado. 
El hecho, denominado por la prensa local como '
el crimen de las hermanas satánicas', causó una fuerte conmoción en la Argentina. Las autoridades judiciales consideraron que las jóvenes eran enfermas psíquicas, por lo que fueron declaradas 'inimputables', evitando ir a prisión.


En nombre de Slenderman

Slenderman en español significa 'el hombre delgado'. Se trata de un personaje terrorífico originado en el seno de Internet por los usuarios de la red Something Awful. Pero lo que comenzó siendo una creación colectiva terminó por desbordarse, al punto de convertirse en un verdadero mito oscurantista que motorizó crímenes. En mayo de 2014, dos niñas de 12 años -Morgan Geyser y Anissa Weier- apuñalaron a una compañera de escuela en el condado de Waukesha, Wisconsin, Estados Unidos. 
Morgan y Anissa comenzaron a leer en la web sobre Slenderman y quedaron fascinadas por el personaje. Sin embargo, su compañera no quiso saber nada, no creía en su existencia. Por ello, las dos niñas decidieron 'vengar' al espíritu y por  meses planificaron el ataque. 
Una noche las jóvenes organizaron una pijamada. En uno de los juegos, Morgan y Anissa llevaron a su compañera al bosque y comenzaron a atacarla. A pesar de haber recibido 19 puñaladas, la niña logró sobrevivir. "Lo hice para que supieran que Slenderman existía. De no hacerlo, hubiera asesinado a mi familia", justificó una de las atacantes. La Justicia estadounidense decretó que las niñas sean juzgadas como adultas. De ser halladas culpables deberán afrontar una pena de 65 años de prisión.


¿Conocías las historias de estos crímenes? Cuéntanos en los comentarios y no te pierdas los atemorizantes episodios La Peor Pesadilla.





Comentarios Ver más comentarios