Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Lugares mortales que recorriste junto a Bear Grylls

A PRUEBA DE TODO
Lugares mortales que recorriste junto a Bear Grylls
A PRUEBA DE TODO
Lugares mortales que recorriste junto a Bear Grylls
Discovery Channel/Difusión

Seguramente ya lo conoces: Bear Grylls es uno de los grandes aventures de Discovery, famoso por enfrentarse a los desafíos más insólitos y difíciles que cualquier ser humano pueda soportar. Esto es lo que demuestra en la serie A prueba de todo, en la que es lanzado a los destinos más salvajes del planeta con una única misión: sobrevivir.

En cada episodio, el británico debe valerse de su entrenamiento y espíritu aventurero para regresar a la civilización. No tiene agua, herramientas ni comida, y su misión es obtener los recursos en medio de aguas heladas, acantilados gigantes y desiertos desoladores. ¿Quieres volverte a emocionar? Aquí abajo repasamos algunos de los escenarios más mortales que conociste junto a Grylls.

Los peligrosos barrancos de Montana

En la cuarta temporada Grylls viaja a una de las pocas zonas vírgenes de Estados Unidos, en el estado de Montana. Comienza su travesía en parapente, a más de 3600 metros de altura sobre las Montañas Rocosas o Rockies: esta particular geografía lo obligará a atravesar enormes cascadas y barrancos, poniendo a prueba sus habilidades como escalador.

Lugares mortales que recorriste junto a Bear Grylls (2)

Crédito: Søren Martin Mark Andersen/Creative Commons

Montana se encuentra en el noroeste de los Estados Unidos y es el cuarto estado más grande del país después de Alaska, Texas y California. Si bien alrededor del 60 por ciento del territorio está conformado por praderas, hacia el oeste predomina un paisaje irregular y montañoso: esto se debe a la presencia de las Rockies, cordilleras que recorren la costa occidental desde la Columbia Británica hasta Nuevo México. Este lugar es un paraíso natural para el desarrollo de especies como los osos pardos, que habitan en distintos puntos de Norteamérica.

Si bien Grylls no se enfrenta cara a cara con estos mamíferos y puede escapar del lugar a través de un tren que circula esporádicamente, su estadía en Montana es recordada como una de las más peligrosas por poner a prueba su habilidad en las alturas.

Círculo polar ártico: Aventura bajo cero

Sólo basta con mirar el paisaje para deducir por qué es tan difícil vivir en el ártico. Bear Grylls no quiere dejar de experimentar en este territorio inhóspito y por eso se aventura en las inmensidades del círculo polar, donde debe sobrevivir a las temperaturas más heladas del planeta.

Lugares mortales que recorriste junto a Bear Grylls (3)

Crédito: Laura Hadden/Creative Commons

En esta misión, el explorador de Discovery se enfrenta a un ambiente extremo: tiene que nadar desnudo sobre bloques de hielo y batallar mano a mano con un reno salvaje para alimentarse y sobrevivir.

Debido a su clima extremo –en invierno algunas regiones pueden alcanzar los 50 grados bajo cero-, esta zona es habitada relativamente por pocas personas de Noruega, Rusia, Finlandia, Islandia, Groenlandia, Canadá y Estados Unidos. Este último país registra unos cuatro mil pobladores en la ciudad Barrow, Alaska, quienes deben soportar durante la mitad del año temperaturas que promedian los 18 grados bajo cero.

Sin lugar a dudas, la fuerza del clima hizo de esta una de las misiones más extremas –y mortales- de Bear Grylls.

Corriente mortal en la selva de Vietnam

Grylls desembarca en el corazón de la jungla vietnamita, donde debe vérselas con cobras que inyectan un veneno mortal y sanguijuelas parasitarias que se alimentan de sangre y otros fluidos corporales. Más allá de estas amenazas, el momento más crítico se produce cuando debe atravesar un río furioso y compuesto por cascadas prominentes.

La selva de Vietnam es reconocida por haber sido campo de batalla durante la guerra homónima,  donde se crearon tropas e idearon operaciones especiales.

Aunque parezca un territorio imposible para la vida humana, hace un año un hombre y su hijo fueron conocidos en todo el mundo por lograr subsistir durante 40 años en este ambiente hostil: lo hicieron principalmente cultivando vegetales y cazando animales. Al igual que Grylls, crearon sus herramientas con medios de la naturaleza –como el bambú-, lo que les permitió capturar peces, insectos y mamíferos.

Guatemala, una carrera contra la lava y la ceniza

En la temporada cuatro Grylls viaja a este país con exuberantes paisajes para enfrentarse a una de las condiciones geológicas más peligrosas del planeta: un volcán activo. El aventurero debe atravesar el Pacaya entre lava y ceniza, hasta llegar a la selva para refugiarse. Una vez que logra superar la cálida y resbalosa pendiente, comienza a buscar las ruinas mayas como estrategia de supervivencia: sabe que allí habrá turistas que lo conducirán a la civilización.

Sin embargo, el recorrido no es tan sencillo: debe comer insectos y cangrejos, además de dormir en la copa de un árbol para evitar el ataque de un jaguar. Una vez en destino, arma una fogata para enviar señales de auxilio: tripulantes de un helicóptero lo registran y logra sobrevivir.

Las selvas guatemaltecas son reconocidas en el mundo por su carácter histórico y belleza natural. Sin embargo, muchas de sus áreas –como por ejemplo la reserva de Tikal- no son accesibles al público en general por representar varias amenazas: además de perder el sentido de la orientación, quienes transiten algunos de estos lugares pueden encontrarse con plantas tóxicas, insectos venenosos, jaguares y pumas, entre otros peligros de la naturaleza.

¿Qué te parecieron estos lugares de A prueba de todo? Si tuvieras que elegir, ¿en cuál de ellos te perderías?

Comentarios Ver más comentarios