Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

Nueva teoría sobre la extinción de los dinosaurios

Actualidad
Nueva teoría sobre la extinción de los dinosaurios
Actualidad
Nueva teoría sobre la extinción de los dinosaurios
Thinkstock


Una nueva teoría sobre la extinción de los dinosaurios y otros animales del final del Cretáceo mantiene que enormes cantidades de humo y hollín, resultado del impacto del asteroide Chicxulub, condujeron a un devastador efecto dominó hace 66 millones de años.

El asteroide que se estrelló contra la Tierra en lo que hoy en día es la península mexicana de Yucatán, no sólo redujo a cenizas a muchos dinosaurios y otros animales, sino que también, según el nuevo estudio, impactó en el peor lugar posible: una gran reserva de petróleo.

"El hollín estratosférico fue expulsado de la zona rica en petróleo por el impacto de un asteroide y se extendió a nivel mundial”, declaró Kunio Kaiho de Universidad de Tohoku.

Los aerosoles de hollín causaron climas fríos en las latitudes medias y altas y sequías con frío moderado en las latitudes bajas de la Tierra, además de provocar el cese limitado de la fotosíntesis en los océanos del mundo en un período de tiempo de entre un par de meses y hasta dos años después del impacto, seguido de un enfriamiento de las aguas superficiales de los océanos mundiales durante varios años”.

Dinosaurio rugiendo al sol

Crédito: Thinkstock

En pocas palabras, supuso el final de los dinosaurios y de muchos otros animales poco después del impacto del asteroide.

El profesor Kunio Kahiho y su equipo analizaron las moléculas orgánicas sedimentarias en dos lugares diferentes: Haití, cerca del lugar del impacto; y España, país mucho más alejado. Los científicos descubrieron que los sedimentos de ambos lugares en ese período de tiempo compartían la misma composición de moléculas orgánicas quemadas. “Por lo tanto, se trata del hollín del impacto del asteroide”, declaró Kaiho.

Él y su equipo crearon un modelo climático global en el Instituto de Investigación Meteorológica y descubrieron que el hollín en la atmósfera después del impacto de un asteroide podría haber producido climas más fríos en las latitudes medias y altas conduciendo a la extinción de la gran mayoría de las especies en estas regiones.

El hollín, además, también habría causado sequías acompañadas de un frío más moderado en bajas latitudes que habría conducido a la extinción de los dinosaurios, pero que habría permitido sobrevivir a los cocodrilos y a otros animales.

Las especies que vivían en al agua contaban con algunos recursos y los mamíferos pequeños y los reptiles podrían haberse enterrado bajo la tierra. “Los diferentes hábitats de los dinosaurios y de los pequeños mamíferos y reptiles habrían sido factores claves en la determinación de su extinción o supervivencia”, manifestó Kaiho.

Dibujo de dinosaurio

Crédito: Thinkstock

Por supuesto que sobrevivieron algunas especies: los pájaros. Y los dinosaurios que no murieron inmediatamente después del impacto del asteroide sufrieron el drástico cambio climático resultado del impacto, que condujo a la pérdida de la humedad del suelo y de la vegetación en muchas áreas.

Kaiho manifestó que los dinosaurios herbívoros habrían consumido las plantas cada vez más escasas, dando como resultado la desaparición eventual de los alimentos, “algo similar al sobre-pastoreo excesivo que conduce a la desertificación hoy en día”. "A medida que los dinosaurios herbívoros se extinguieron, también lo hicieron los dinosaurios carnívoros restantes”, sugiere el nuevo estudio.

Los dinosaurios literalmente desaparecieron, declaró Manabu Sakamoto de la Universidad de Reading, quien ha llevado a cabo otra investigación sobre el evento de extinción de los dinosaurios.

Sakamoto añadió que otros dinosaurios podrían haber perecido como resultado de un tsunami causado por la explosión, pero “la gran mayoría de los dinosaurios restantes probablemente habrían muerto de hambre al extinguirse la vegetación debido a la capa de cenizas que oscureció el cielo (invierno nuclear)”.

"El impacto podría haber dado el golpe final, pero es evidente que el ecosistema se encontraba bajo mucho estrés antes de la erupción volcánica”, declaró a Discovery.

Comentarios Ver más comentarios