Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí

LA SORPRENDENTE RESISTENCIA FÍSICA DE DAVID BLAINE

DAVID BLAINE: REALIDAD O MAGIA
LA SORPRENDENTE RESISTENCIA FÍSICA DE DAVID BLAINE
DAVID BLAINE: REALIDAD O MAGIA
LA SORPRENDENTE RESISTENCIA FÍSICA DE DAVID BLAINE
DLC/Difusión


Definitivamente, David Blaine es uno de nuestros magos preferidos.

No sólo porque ha logrado las hazañas más increíbles, como permanecer dentro de una estructura de hielo durante 63 horas, 42 minutos y 15 segundos, sino también porque ha fallado frente a su público y no por ello se ha rendido.

Si aún te preguntas cómo fue que logró cumplir con los desafíos físicos que lo hicieron tan famoso te tenemos la respuesta: preparándose como si fuera un atleta a punto de rendir su competencia más difícil. 

Es que, si bien Blaine se destaca en el ilusionismo, ha demostrado que nada de magia hay en sus pruebas de resistencia. ¿Quieres sabes cómo logró hacer dos de sus más impactantes presentaciones? A continuación te lo contamos.

Un ser humano puede soportar alrededor de dos minutos bajo el agua y, médicamente, luego de seis el cerebro puede verse seriamente afectado. Pero Blaine escuchó que, en la década de 1980, un niño había caído a un río, quedando atrapado por el hielo bajo el agua durante 45 minutos sin sufrir ninguna secuela. Ante esto, afirmó que “(…) creo que todo es posible” y “si algo fue hecho por una persona, también puede ser realizado por otra”. Así que comenzó a entrenar para comprobar cuál podía ser su marca personal.

Para ello, nuestro mago se puso a investigar la técnica del buceo libre, donde se topó con la apnea, que consiste en contener voluntariamente la respiración para recorrer grandes distancias debajo del agua, cuya base es la concentración del buzo y que forma parte de actividades milenarias y vigentes como la pesca submarina a pulmón. 

A partir de ello, Blaine aprendió a:

1. Soportar estar quieto durante horas, ya que los movimientos implican una pérdida de energía y oxígeno, derivando en la acumulación de CO2 en la sangre.

2. Controlar su ritmo cardíaco. Para ello, recurrió a la concentración y visualización para poder sentirse fuera de su cuerpo.

3. Hiperventiarse mediante respiraciones más profundas y rápidas que hacen que baje el CO2 del cuerpo. Esto lo ayudaría a contener la respiración de forma mucho más fácil. Así fue que, durante meses, David practicó hiperventilarse durante un minuto y contener la respiración por más de cinco, ocho veces cada mañana.


“Como mago, trato de crear imágenes que hagan que las personas se detengan y piensen. También trato de desafiarme a mí mismo a hacer cosas que los médicos dicen que no son posibles”.

Además, para llegar a su objetivo comenzó a transformar radicalmente su cuerpo, entrenando duro y bajando más de 20 kilos. Cuanto más delgado, más podía contener la respiración. Incluso logró disminuir a 38 sus latidos por minuto en reposo. Su siguiente paso fue dormir cada noche (durante aproximadamente tres meses) en una tienda de hipoxia, que simula una altitud de 4.000 metros de altura y hace que se generen más glóbulos rojos en sangre, lo que permite una mejor administración del oxígeno.

La sorprendente resistencia física de David Blaine (2)

Crédito: Thinkstock/iStock

Fue en abril de 2008 cuando Blaine decidió que era hora de ponerse a prueba y romper el récord de Tom Sietas, quien había logrado 16:32 minutos en apnea estática. El resto ya lo conoces: luego de sufrir hormigueos en las extremidades (fruto del oxígeno que se alejaba de ellas para llegar mejor a los órganos vitales), fuertes zumbidos en los oídos e isquemia miocárdica, llegó a los 17:04 minutos sin respirar bajo el agua. Todo un récord alcanzado luego de meses de dura preparación física y mental.

44 días sin comer

Un adulto sano tiene la capacidad de sobrevivir poco más de 30 días sin ingerir ningún tipo de alimento, si es que bebe agua. Incluso hay quienes afirman que esta cantidad puede elevarse a 60 jornadas. David Blaine quiso saber hasta dónde era capaz de hacerlo. Para ello, se introdujo en una caja de plexiglás en Londres e hizo la prueba.

Hay una serie de factores que pueden influir en la capacidad de una persona para sobrevivir sin alimentos, explicó el Dr. Mike Stroud, profesor de Medicina y Nutrición de la Universidad de Southamptontales, como la forma en la que el metabolismo del cuerpo se ralentiza para conservar la energía.

“El cuerpo humano en reposo promedio, sin hacer absolutamente nada, produce alrededor de 100 vatios de calor, suficiente para hacer funcionar una bombilla de luz”, afirmó Stroud. “Pero en estas circunstancias, el cuerpo comenzará a producir menos y menos calor (…). Ahí es donde un cuerpo más pesado tendría más de una ventaja.” Algo que Blaine tenía a favor.

De esta forma, en un principio, el ilusionista sabía que era fundamental no gastar energía de más, razón por la cual estar en un espacio reducido fue absolutamente funcional a su cometido. Con el correr de los días, sus seguidores quedaron presos del asombro. Blaine no deponía su objetivo. Esto, como explicó Jeremy Ward, un fisiólogo en el Kings College, fue gracias a que su cuerpo comenzó a vivir de los hidratos de carbono que seguramente había acumulado durante su preparación para el reto.

La estadía no fue nada fácil, Blaine sufrió palpitaciones, problemas respiratorios, dolor de espalda y visión borrosa. Finalmente, logró permanecer 44 días suspendido en la caja. Luego de perder 24,5 kilogramos, su cuerpo le indicó que era hora de terminar. Nuevamente, la concetración y el autoconocimiento les dieron las bases para salir con éxito de su trance.

¿Qué opinas de la forma en la que Blaine lleva al límite su resistencia física? Si quieres ver sus mejores trucos, no te pierdas Realidad o magia, show en el que sorprende generando todo tipo de reacciones en celebridades como Aaron Paul y Bryan Cranston.

Comentarios Ver más comentarios