Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí


Desde los tiempos de la conquista española, y hasta nuestros días, muchos pobladores de la Ciudad de México aseguran haber sido testigos de la presencia espectral de una mujer que deambula en los alrededores de la principal plaza de la ciudad, el Zócalo, lanzando gemidos de dolor y lamentándose por la ausencia de sus hijos.

Hasta la actualidad pueden encontrarse decenas de testimonios de mexicanos que se muestran aterrados por la aparición de la presencia fantasmal más famosa de todo México. Una mujer de vestido blanco, el rostro cubierto con un velo, con el pelo suelto y negro levitando sobre las calles. Esa es la descripción que hacen los testigos, que alimentan decenas de crónicas en numerosas investigaciones al respecto.

La leyenda dice que fue una indígena, enamorada de un español, con quien tuvo tres hijos ilegítimos. Lejos de formalizar su relación, el hombre se casó con una española, lo cual provocó la locura de “la Llorona”, quien ahogó a sus tres hijos en el río y luego se suicidó. Desde entonces, su fantasma pena y se la oye gritar “¡Ay, mis hijos!”, mientras deambula por los alrededores de El Zócalo, antes de perderse en la bruma de la madrugada.

El mito fue creciendo y hoy hay testimonios de gente que dice haberla visto no sólo en el Zócalo, sino en otras partes de México, en otros países de América Latina e incluso en Estados Unidos.

mujer llorando

Crédito: ThinkStock

Comentarios Ver más comentarios