Contenido no disponible

Disculpa, pero este contenido no está disponible en tu región.Descubre mucho más del fascinante mundo de Discovery haciendo clic aquí




SÚPER CEREBRO CON FACUNDO MANES


Facundo Manes, el mundialmente conocido neurólogo y neurocientífico nos invita a participar de un viaje fascinante para entender el funcionamiento de nuestro cerebro.

A través de una atractiva combinación de entrevistas, experimentos y consejos prácticos, aprendemos cómo funciona el cerebro y qué podemos hacer para mejorar nuestras capacidades mentales.

Miércoles 25, 21hs

Exploramos el misterioso reino de la memoria. A partir de tres entrevistas y tres experimentos filmados en las calles de Buenos Aires, el programa presenta una propuesta elegante e innovadora.

Facundo Manes junto a Diego Peretti

Crédito: @Discovery/Difusión

Experimento

Crédito: @Discovery/Difusión

Nuestra primera parada en este “viaje por las ideas” es un teatro en la tradicional Avenida Corrientes. Ahí, conocemos al actor, guionista y psiquiatra Diego Peretti, con quien Facundo conversa sobre la titánica tarea de incorporar un texto a la memoria y actuarlo, noche tras noche, sin errores.

Facundo descubre que la técnica de Diego consiste en desafiar y superar un proceso natural que ocurre en nuestros cerebros: la memoria vinculada al contexto.

Para mostrar la importancia del contexto en nuestra memoria, el equipo de Facundo ha creado una sencilla prueba. Mostramos cómo la memoria de la gente se ve afectada por un simple cambio de contexto.

Facundo Manes junto a Alejandro Fabbri

Crédito: @Discovery/Difusión Facundo Manes

Finalmente, nos encontramos con el periodista deportivo y estudioso del fútbol argentino Alejandro Fabbri, un verdadero maestro de la memoria. Facundo pone a prueba a Fabbri, que parece tener una capacidad ilimitada para recordar hechos y figuras de este juego maravilloso. ¿Pero cómo hace? El propio Fabbri da en la tecla: la pasión.

Como explica Facundo, no podemos recordar todo en nuestras vidas; nuestro cerebro debe darle prioridad a determinados hechos y es un estado emocional el que puede transformar el detalle más trivial en un recuerdo duradero. Por ejemplo: ¿cuánto podés recordar del 11 de septiembre de 2001? ¿Y cuánto del 4 de septiembre de ese mismo año, apenas una semana antes? Una emoción fuerte puede cambiar drásticamente lo que recordamos. Una vez más, nuestra teoría sobre la relación entre la emoción y la memoria se pone a prueba con un experimento final.

Comentarios Ver más comentarios
















CIENCIA